Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Comunicación

Noticias de actualidad

El Presidente del Parlamento clausura el congreso "Los cacereños que vinieron de lejos"

Clausura congreso "Los cacereños que vinieron de lejos"

18/03/2010

El Presidente del Parlamento de La Rioja, José Ignacio Ceniceros González, ha clausurado esta mañana junto al Presidente de la Asamblea de Extremadura, Juan Ramón Ferreira Díaz, y a la Alcaldesa de Cáceres, Carmen Heras Pablo, el Congreso “Los cacereños que vinieron de lejos”, coordinado por los profesores de la Universidad de Extremadura Miguel Ángel Melón Jiménez y Miguel Hurtado Urrutia.

Durante su intervención, Ceniceros González ha agradecido la oportunidad que le ha brindado el Congreso para aprender más sobre un movimiento migratorio originado en gran parte en La Rioja y, especialmente en la Sierra de Cameros, y que contribuyó “a que dos regiones tan alejadas como La Rioja y Extremadura iniciaran una relación que ha dejado huella y prosigue en nuestros días”.

El máximo responsable de la Cámara Legislativa riojana ha manifestado que “Extremadura siempre acogió a los cameranos con generosidad” y que los riojanos “no podemos hablar de nosotros mismos y de la historia de nuestra Comunidad sin hablar de Extremadura y de los cacereños, de la trashumancia, de las razones que motivaron nuestra emigración y de la prosperidad que alcanzamos en esta tierra”, añadiendo que “riojanos y extremeños compartimos parte de nuestro pasado, hemos participado en empresas comunes y en los pasados ochenta luchamos por ocupar un espacio propio en la España de las Autonomías”.

Asimismo, ha destacado que la adversidad y las inclemencias climatológicas de los municipios de la Sierra de Cameros, especialmente de algunos como Villoslada de Cameros, del que es oriundo el Presidente, “provocó un éxodo que conllevó la generación de riqueza a través de la red de cañadas, caminos y veredas creadas para el devenir ganadero”, afirmando que “la trashumancia hacia Extremadura, que se llevó a cabo desde el siglo XVI eludiendo la dureza del invierno en los Cameros, promovió el asentamiento de una colectividad que llegaría a ser influyente en los negocios, la política y la cultura de esa Comunidad”.

Además, ha explicado que “con la crisis de la trashumancia, en la segunda mitad del siglo XVIII, la emigración se intensificó y es entonces cuando se instalaron numerosos cameranos en Cáceres, Trujillo, Badajoz o Zafra” y ha señalado que en ese momento “los cameranos supusieron una revolución en los pueblos que los acogieron, principalmente por la novedad de sus dedicaciones, comerciales y crediticias, y por la fortaleza de sus relaciones familiares y asociativas, convirtiéndose en la columna vertebral de la sociedad cacereña”.

A través de las ponencias que se han desarrollado durante las tres jornadas del Congreso se han recuperado las raíces históricas de los inmigrantes que se establecieron en Cáceres a partir del siglo XVIII, colectivos formados principalmente por trashumantes castellanos originarios de la Sierra de Cameros, comerciantes catalanes y banqueros italianos. Sin ellos, no se entendería la evolución del mercado lanero en Extremadura, el surgimiento de diversas instituciones bancarias y mercantiles, así como la estructura urbanística de algunos barrios que construyeron y cuyos nombres figuran en el callejero de la ciudad.