Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Comunicación

Noticias de actualidad

El ayuntamiento de Logroño recuerda a Miguel Ángel Blanco tras 25 años de su secuestro y asesinato

El Ayuntamiento de Logroño se suma a las celebraciones y lectura del Manifiesto que la Fundación Miguel Ángel Blanco organiza por todo el panorama nacional

11/07/2022

El Monumento en recuerdo de las Víctimas del Terrorismo situado en el Espolón de la capital riojana ha sido testigo nuevamente del acto en homenaje por la muerte de Miguel Ángel Blanco a manos de la banda terrorista ETA.

Hoy se cumplen 25 años desde que la banda armada secuestrara y asesinara al concejal de Ermua, Miguel Ángel Blanco, hito histórico que movilizó a la mayor parte de la población nacional para solicitar el ceses de los secuestros y asesinatos de esta organización. 

El alcalde de la capital riojana, acompañado por diversas autoridades como la presidenta de la Comunidad, Concha Andreu; el presidente del Parlamento, Jesús María García; el consejero de Hacienda y Administración Pública, Celso González; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, Javier Marca; concejales del ayuntamiento de Logroño; diputados y diputadas regionales y otras autoridades, ha leído el Manifiesto oficial de la Fundación tras el cual se ha guardado un minuto de silencio y se ha realizado una ofrenda floral.

Tal y como ha expuesto el Pablo Hermoso de Mendoza, ETA exigió al gobierno de España el acercamiento de todos sus presos a cárceles del País Vasco, si no se cumplía este chantaje asesinaría a Miguel Ángel Blanco en 48 horas. Cuando se conoció la noticia de su secuestro los vecinos de Ermua salieron a las calles, acompañaron a la familia, mantuvieron las movilizaciones mañana, tarde y noche, llenaron las calles de fotos y carteles de Miguel Ángel.

Sintieron, ha dicho, "que ETA estaba atentando contra ellos mismos y respondieron, al chantaje: con valentía, con firmeza, con determinación, esta marea de indignación popular por la amenaza de muerte a Miguel Ángel se extendió por toda España. Miles de concentraciones, manifestaciones y actos se sucedieron los días 10, 11, 12 y 13 de julio".

En palabras de Hermoso de Mendoza, "las imágenes de aquellos días son inolvidables, millones de españoles participaron en las movilizaciones y estuvieron pendientes de los medios de comunicación. Los ciudadanos exigieron a ETA que no asesinara a Miguel Ángel y lo liberara. El gobierno de España, la oposición, todas las instituciones, y la mayoría de la sociedad civil NO cedieron al chantaje y demostraron unidad, como nunca antes, como nunca después".